La Nube y la Terapia

La Nube y la Terapia

La Terapia Online surge en un contexto en que gran parte de las comunicaciones que se hacen actual y diariamente son a través de redes sociales, internet, teléfonos inteligentes...

Son intercambios cortos, rápidos, inmediatos, visualmente llamativos y con normas no escritas pero de obligado cumplimiento: son las habilidades sociales aplicadas a la red.

Así, no leemos (escuchamos) en detalle, si no que lo hacemos de forma diagonal, sólo a aquello que nos llama la atención.

Cambia el medio donde se establece la comunicación, cambia la forma de expresarse y de recibir la información, pero sigue habiendo algo en común: la necesidad de comunicar y la intención y voluntad de que esa comunicación llegue.

En este sentido, la aparición de la Psicología Online parece natural, lógica y necesaria.

 

Canales de comunicación adaptados a la persona

Una terapia es más efectiva cuando se establece una buena comunicación y relación (rapport) entre el psicoterapeuta y la persona que demanda la terapia, en la Terapia Online, es la propia persona la que elige el canal de comunicación con el que siente mayor comodidad y también el lugar donde prefiere estar, sin necesidad de desplazarse y meterse en un despacho o en un centro.

Estos canales pueden variar desde la utilización del lenguaje escrito, mediante email, para aquellas personas que les gusta tomarse un tiempo para reflexionar cómo y qué quieren expresar; mediante chat, si prefieren la comunicación más inmediata pero manteniendo un cierto anonimato, lo que puede facilitar decir aquello que es difícil por otras vías; y mediante videoconferencia, que es la versión más similar a la terapia presencial tradicional: faltando el tacto y el olfato, sentidos que no son los más utilizados en la relación de terapia psicológica presencial.

 

Ventajas de la Terapia Online

Además, puede llegar a cualquier lugar: a pueblos aislados, siendo una opción muy interesante para aquellas personas con dificultades de movilidad; y también a otros países donde, aunque se domine fluidamente el idioma, en ocasiones, es más fácil expresar nuestros pensamientos y emociones en nuestra lengua materna.

Su coste reducido, por no tener que dedicar parte del mismo al local, es otra de las ventajas. Se puede elegir además, cuál será el presupuesto, ya que hay algunas opciones más económicas que otras.

Esto también permite probar con un terapeuta y poder cambiar si no se ha producido un buen rapport (más arriba mencionado) sin que el factor "dinero" intermedie en esta decisión. En ocasiones incluso, la primera consulta suele ser gratuita para mayor facilidad.

En cualquier relación terapéutica, tanto presencial como online, tener información previa sobre la psicoterapeuta o psicóloga puede ser un factor que añade valor y confianza al propio proceso terapéutico. En los centros de Psicología Online, esta información es pública,  pudiendo conocer sus méritos académicos, orientación y otros datos profesionales relevantes, sin necesidad de requerirlos expresamente o de estar ya dentro del despacho y observarlos en una pared.

Por otra parte, existen muchos tutoriales, vídeos y portales sobre psicología que son enteramente gratuitos, sin embargo, en ocasiones esta ayuda puede no resultar suficiente para la persona y necesitar una orientación más específica y personalizada, acompañada por un profesional que no sólo utilice una selección de técnicas generales sino que se ajuste a esa persona, con esa situación, en ese momento.

El sistema sanitario en general también se está aproximando cada vez más a la modalidad online utilizando este medio para agilizar trámites administrativos, resolver consultas, orientar en determinados procesos o publicar información que pueda ser de interés.

Tener alternativas, poder elegir, encontrar aquello que se ajusta a la persona y a su realidad, también económica...

Todo ello hace que la terapia sea, en general, más accesible para todas las personas.

¡Nos vemos por La Nube!

* Este artículo ha sido publicado como Tribuna en La Rioja (14 de agosto de 2014 pág. 16)

Escribir comentario

Comentarios: 0